Colegio De Formación Integral Sembradores De Paz

Egan Bernal gana el Tour de Francia: cómo hizo Colombia para llegar a lo más alto del ciclismo mundial

Publicado 11 Septiembre 2019

Es el triunfo con el que muchos en el país llevaban años soñando: un colombiano vencedor del Tour de Francia, la carrera por etapas más prestigiosa del ciclismo mundial.

Y lo hizo con un corredor de nada más 22 años: Egan Bernal, el tercer ganador más joven en la historia de la competencia y el más joven desde hace 110 años.

El colombiano Egan Bernal hace historia como el primer latinoamericano en ganar el Tour de Francia. A Bernal muchos ya lo habían identificado como un posible ganador del Tour el año pasado, cuando debutó en la mítica carrera con el equipo Ineos (antes Sky), el vencedor de siete de las últimas ocho ediciones.

En ese entonces terminó en la decimoquinta posición y con la camiseta blanca al joven mejor clasificado, siendo además clave para la victoria de su compañero Geraint Thomas, y el tercer lugar del cuatro veces ganador Chris Froome y al final de la carrera el director de su equipo, Dave Brailsford, dijo no tener dudas de que la próxima gran figura del ciclismo de ruta había nacido en Colombia.

Una victoria del "joven maravilla de Zipaquirá" en el Tour, de hecho, era vista por muchos como solo una cuestión de tiempo. Y la meteórica irrupción de Bernal también sirvió para confirmar el gran momento del ciclismo colombiano, que de la mano de figuras como Nairo Quintana y Rigoberto Urán ya llevaba varios años golpeando a esa puerta.

Ambos ya se habían subido al podio del Tour en cuatro ocasiones: Quintana fue segundo en 2013 y 2015 y terminó en la tercera posición en 2016, mientras Urán —medallista de plata en Londres 2012— ocupó el segundo lugar un año después.

Y muchos otros colombianos también se han destacado recientemente en alguna de las tres grandes, con Miguel Ángel López y Esteban Chávez también logrando lugares en el podio y varios más obteniendo victorias de etapa. E incluso la victoria del ecuatoriano Richard Carapaz en la edición de este año del Giro d'Italia puede considerarse un poco colombiana, pues fue en ese país donde se formó como ciclista.

Nada, sin embargo, se compara con la camiseta amarilla que Bernal conquistó, para no perderla más, mientras subía a la cumbre más alta de la edición 106 del Tour de Francia. La historia de amor de los colombianos y el ciclismo es de vieja data pero se disparó en 1971, cuando Martín "Cochise" Rodríguez se coronó campeón del mundo de persecución individual.

Considerado "el deportista del siglo XX" en Colombia, Rodríguez fue también el primero en correr profesionalmente en Europa, llevándose dos etapas del Giro, en 1973 y 1975, cuando también fue el primer colombiano en correr en el Tour. Y fue también el primero de una larga línea de héroes que han inspirado a numerosos jóvenes del país andino a practicar el ciclismo.

Fue solo en 1983, sin embargo, cuando Colombia empezó a hacer gala de su abundancia de buenos escaladores, al enviar a un equipo de aficionados -el Pilas Varta- a correr en el Tour de Francia.

Acostumbrados a subir los Andes, los "escarabajos colombianos" -como fueron bautizados por la prensa- impresionaron tanto en los Pirineos como en los Alpes. Y al año siguiente Luis Alberto "Lucho" Herrera, "el jardinerito de Fugasugá", le daba al país su primera victoria de etapa en el Tour, nada menos que en el mítico Alpe d'Huez.

Esos fueron los primeros años dorados del ciclismo colombiano: los que fertilizaron la semilla plantada por "Cochise" que tan hermoso fruto acaba de dar con Bernal.